Avance del nuevo álbum de Jacco Gardner

Cabinet of curiosities

En este enlace de Pitchfork se puede escuchar al completo el LP de debut de Jacco GardnerCabinet of curiosities que sale a la venta el próximo 11 de febrero. Gardner me venía cautivando desde hace meses, gracias a los dos singles publicados bajo su nombre en 2012 y el muy resultón álbum que publicó siendo parte del dúo The Skywalkers en 2010 y produjo él mismo (¡con 22 años!). No pude verle en el último Purple Weekend, espero que vuelva pronto…

Allvoxman:

Animo a cualquier ser a acudir a este magno evento, servidor compartirá tocadiscos en la pinchada subsiguiente.

Originalmente publicado en la magia bruta:

Este viernes, día 2 de noviembre, estaré tocando junto a Bakelite y Last Fair Deal en la sala Azkena de Bilbao. Además, pincharán mis amados Edgar Reina y Mr. LaFleur.
He hecho este cartel para el concierto:
Es la primera vez que comparto cartel con mi hermana (ella toca la batería en Last Fair Deal). Eso y tocar para mis amigos de toda la vida es lo que más me puede molar ahora mismo.
Aquí dejo más info!
LAST FAIR DEAL rnr blues 70´s power trío.
ARIES Pop psicodélico.
BAKELITE (exAtom Rhumba, Eureka Hot 4, Stubborn Daugthers) Country folk blues cavernoso.

EDGAR REINA y MR. LAFLEUR pinchadiscos.

Fiesta a cargo de tres super bandas y dos super pinchadiscos!!
Last Fair Deal ésta joven banda parece nacida en el corazón de los 70. Solidificada tras años de ensayos en un poderoso trío, sorprende el dominio y la resolución con que ejecutan…

Ver original 224 palabras más

Good Rats — «The hobo»

«I’m a hobo, no account, living free!» / «Soy un vagabundo, sin cuenta corriente, ¡vivo en libertad!».

Manando de la enardecida garganta de Peppi Marchello, las proclamas de este tremendo single son de esas que se meten en la sangre haciéndola hervir, despertando cualquier tipo de (faux) rebeldía que quede arrinconada en nuestro espíritu. Más ahora que las lecturas en clave metafórica (o no tan metafórica) de las noticias financieras que inundan la actualidad se disparan automáticamente.

En estrecha parentela con una numerosa familia de sonidos, tales como los de Grateful Dead, Kiss, Frank Zappa o Alice Cooper, Good Rats son recordados mayoritariamente por su segundo álbum, Tasty (Warner Brothers, 1974), una colección bien ponderada de hard rock FM con la que hicieron su pequeña cumbre de una popularidad, que nunca fue mucho más allá del animoso público local de Long Island (fervor que aún hoy mantiene con envidiable lealtad hacia las diferentes reencarnaciones de las Ratas).

Es sin embargo su debut homónimo de 1969 (Kapp Records) el que contiene mayor carga psicogarajera, tendiendo puentes entre un soul ácido arreglado con excelentes armonías vocales y un hard rock protopunkarra, de forma similar a sus vecinos The Illusion (también con raíces italoamericanas) y quizá más al Alex Harvey de Roman wall blues, pero con el ingrediente especial de Marchello en la composición y la voz principal. Un álbum de obligado descubrimiento o repaso que está entre lo mejor del género.

A. R. & Machines. El eco de la montaña mágica.

Die grüne reise

Die grüne reise, 1971.

He de reconocer que lo primero que pensé tras escuchar diez o quince minutos de Die grüne reise fue que había sido víctima de la vena más fenicia del amigo/disquero que me recomendó adquirirlo, para más inri en una reedición de dudosa ascendencia. Permití no obstante que el vinilo color verde bastardo continuase girando, exponiéndome a su espiral de aparente cacofonía. Empecé a simpatizar con él gradualmente, a medida que su carisma se hacía más palpable y su lenguaje más frondoso; tanto, que ya estaba enviando arrepentido un correo electrónico al mencionado dealer para agradecerle el consejo, cuando en ese preciso instante comenzó a sonar la última pista, «Wahrheit und wahrscheinlichkeit» («Verdad y probabilidad»), sutitulada con acierto «Un léxico para el autoconocimiento». Una verdadera revelación, el puro goce aplastando al raciocinio, escuchar como esta legión de homínidos cabalga a lomos del alcaloide definitivo, en un ultrasónico viaje hacia el simio interior.

Posteriores escuchas no hicieron sino activar un mecanismo de poderosa tracción y hambrientas fauces, una compulsiva dedicación que acapara tiempo y prioridades, deteniendo el curso normal de una rutina privada de fascinaciones. ¿Quién o quiénes eran A. R. & Machines? ¿De dónde venían? Me he afanado en buscar respuesta a estas preguntas, tratando de calmar la furia, espero que en adelante compartida… Sigue leyendo